la belleza
BELLEZA

Belleza es una noción abstracta ligada a numerosos aspectos de la existencia humana. Esto es estudiado principalmente por la disciplina filosófica de la estética, pero también es abordado por otras disciplinas como la historia, la sociología y la psicología social. Vulgarmente la belleza se define como la característica de una cosa que a través de una experiencia sensorial (percepción) procura una sensación de placer o un sentimiento de satisfacción. En este sentido, la belleza proviene de manifestaciones tales como la forma, el aspecto visual, el movimiento y el sonido, aunque también se la asocia, en menor medida, a los sabores y los olores. En esta línea y haciendo hincapié en el aspecto visual, Tomás de Aquino define lo bello como aquello que agrada a la vista (quae visa placet). 

Historia de la belleza

Podría remontarse a la propia existencia de la humanidad como una de sus cualidades mentales. La escuela pitagórica vio una importante conexión entre las matemáticas y la belleza. En particular, notaron que los objetos que poseen simetría son más llamativos. La arquitectura griega clásica está basada en esta imagen de simetría y proporción. Platón realizó una abstracción del concepto y consideró la belleza una idea, de existencia independiente a la de las cosas bellas. Según la concepción platónica, la belleza en el mundo es visible por todos; no obstante, dicha belleza es tan solo una manifestación de la belleza verdadera, que reside en el alma y a la que solo podremos acceder si nos adentramos en su conocimiento. Consecuentemente, la belleza terrenal es la materialización de la belleza como idea, y toda idea puede convertirse en belleza terrenal por medio de su representación.

12 trucos de maquillaje y peluquería para quitarnos años de encima

1. El flequillo rejuvenece, cortártelo, pero que no sea demasiado drástico. Déjatelo por debajo de las cejas y desfilado para que tenga movimiento. 

2. La melena no debería de sobrepasar los hombros. A partir de cierta edad hay que ser de una belleza espectacular para llevar el pelo largo y que siente bien.  En la madurez, sientan mejor las medias melenas o los estilos cortos, siempre que no sean demasiado masculinos o marcados. 

3. Evita los tintes muy oscuros, porque endurecen los rasgos. Apuesta por tonos trigo y miel y, cuando se trata de marrones, que sean claros, dorados o cobrizos, y con mucha luz. 

4. Las mechas a partir de los 40 favorecen más cuando son homogéneas, sin demasiados contrastes y buscando que den luz al corte. Por eso quedan más naturales no desde la raíz, sino aportando color en las puntas. 

5. Los recogidos muy formales envejecen porque quedan demasiado sofisticados y correctos. Hay que apostar por semisueltos o recogidos sencillos, con movimiento y sin mucho volumen, a partir, por ejemplo, de una coleta. En los productos de acabado, busca naturalidad y huye de demasiada fijación. La laca da un aspecto muy acartonado, de poco movimiento. Para un look más rejuvenecedor, hay ceras y pastas que no aportan ni mucho brillo ni mucha grasa y ayudan a fijar y moldear. 

6. Usa bases de maquillaje ligeras porque si es pesada puede acentuar las líneas de expresión y arrugas. Por esto mismo, ten mucho cuidado con los polvos.Los fondos de maquillaje mate hacen mas mayor. Cuando cumplimos años, la piel se vuelve más seca y, por tanto, mate y opaca. Por eso es necesario emplear fondos de maquillaje nutrientes que nos den un aspecto de piel fresca y luminosa. 

7. Los trazos que hagamos en un maquillaje de ojos deben ser ascendentes, para levantar la mirada, y más a partir de una determinada edad. 

8. No abuses de los perfiladores ni de las líneas muy definidas, a no ser que tengas unos ojos espectaculares. Ten la precaución de difuminarlos (incluso el eye liner), para no endurecer la mirada. 

9. Utiliza sombras de ojos ligeramente irisadas. Cuando son muy brillantes o metalizadas provocan, por efecto óptico, más arrugas en el párpado y, por tanto, añaden edad. Una buena capa de máscara de pestañas beneficia siempre. Con la edad hay que rebajar el maquillaje de ojos, pero no este , ya que la máscara aviva el ojo y lo agranda. 

10. Maquilla tus cejas. Contribuyen a mantener la mirada más joven, con la edad pierden densidad y color (canas). Mantén las cejas arregladas, pero trata de no llevarlas muy finas. 

11. Utiliza barras de labios más bien claras, que darán a tu boca un aspecto más joven y fresco. 

12. Los colores naturales y luminosos dan mayor volumen a los labios, que con el paso del tiempo tienden a afinarse.